RÉGIMEN DISCIPLINARIO DE LOS AUXILIARES DE LA JUSTICIA: COMPETENCIA PARA INVESTIGARLOS

[et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»4.0.2″ min_height=»193px»][et_pb_row _builder_version=»4.0.2″][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.0.2″][et_pb_text _builder_version=»4.0.2″]

En el presente artículo se analiza un tema que forma parte del ámbito de aplicación del régimen disciplinario de los particulares, el que sin duda ha originado todo tipo de comentarios y cuestionamientos a propósito de la reciente reforma al Código Disciplinario Único: es el relacionado con la autoridad competente que debe investigar a los auxiliares de la justicia.

 

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=»1″ admin_label=»Header» _builder_version=»3.22″ custom_padding=»2px|0px|0|0px|false|false» locked=»off»][et_pb_row column_structure=»3_4,1_4″ use_custom_gutter=»on» gutter_width=»2″ _builder_version=»3.25″ max_width=»1280px» use_custom_width=»on» custom_width_px=»1280px»][et_pb_column type=»3_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_text _builder_version=»4.0.2″ _dynamic_attributes=»content» text_font=»Work Sans|700|||||||» text_text_color=»#000000″ text_font_size=»55px» text_line_height=»1.3em» ul_font=»||||||||» ol_font=»||||||||» header_font=»Work Sans|700|||||||» header_font_size=»55px» header_line_height=»1.5em» header_3_font=»||||||||» header_4_font=»||||||||» header_5_font=»||||||||» header_6_font=»||||||||» custom_padding=»||10px||false|false» text_font_size_tablet=»40px» text_font_size_phone=»30px» text_font_size_last_edited=»on|desktop» header_font_size_tablet=»40px» header_font_size_phone=»30px» header_font_size_last_edited=»on|desktop» border_color_all=»#000000″ border_width_bottom=»4px» locked=»off» header_2_font_size__hover=»26px» header_2_font_size__hover_enabled=»26px» header_2_letter_spacing__hover=»0px» header_2_letter_spacing__hover_enabled=»0px» header_2_line_height__hover=»1em» header_2_line_height__hover_enabled=»1em» header_2_text_shadow_style__hover=»none» header_2_text_shadow_style__hover_enabled=»none» header_2_text_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.4)» header_2_text_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.4)»]@ET-DC@eyJkeW5hbWljIjp0cnVlLCJjb250ZW50IjoicG9zdF90aXRsZSIsInNldHRpbmdzIjp7ImJlZm9yZSI6IiIsImFmdGVyIjoiIn19@[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.27.4″ _dynamic_attributes=»content» text_font=»Work Sans|600|||||||» text_line_height=»1.4em» link_font=»||||||||» link_text_color=»#1a0a38″ locked=»off»]@ET-DC@eyJkeW5hbWljIjp0cnVlLCJjb250ZW50IjoicG9zdF9jb21tZW50X2NvdW50Iiwic2V0dGluZ3MiOnsiYmVmb3JlIjoiIiwiYWZ0ZXIiOiIgQ29tbWVudHMgIiwibGlua190b19jb21tZW50c19wYWdlIjoib24ifX0=@[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_blurb title=»@ET-DC@eyJkeW5hbWljIjp0cnVlLCJjb250ZW50IjoicG9zdF9hdXRob3IiLCJzZXR0aW5ncyI6eyJiZWZvcmUiOiJFc2NyaXRvIHBvciAiLCJhZnRlciI6IiIsIm5hbWVfZm9ybWF0IjoiZGlzcGxheV9uYW1lIiwibGluayI6Im9uIiwibGlua19kZXN0aW5hdGlvbiI6ImF1dGhvcl9hcmNoaXZlIn19@» image=»@ET-DC@eyJkeW5hbWljIjp0cnVlLCJjb250ZW50IjoicG9zdF9hdXRob3JfcHJvZmlsZV9waWN0dXJlIiwic2V0dGluZ3MiOnt9fQ==@» icon_placement=»left» image_max_width=»32px» content_max_width=»1100px» _builder_version=»4.0.2″ _dynamic_attributes=»image,title» header_font=»Work Sans|600|||||||» header_text_align=»left» header_font_size=»18px» header_line_height=»1.5em» body_font=»Work Sans||||||||» text_orientation=»center» custom_margin=»|||-8px» animation=»off» border_radii_image=»on|100px|100px|100px|100px» locked=»off» icon_color__hover=»#00ac69″ box_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.3)» box_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.3)» box_shadow_style__hover=»none» box_shadow_style__hover_enabled=»none» use_background_color_gradient__hover=»off» use_background_color_gradient__hover_enabled=»off» background_color_gradient_start__hover=»#2b87da» background_color_gradient_start__hover_enabled=»#2b87da» background_color_gradient_end__hover=»#29c4a9″ background_color_gradient_end__hover_enabled=»#29c4a9″ background_color_gradient_type__hover=»linear» background_color_gradient_type__hover_enabled=»linear» background_color_gradient_direction__hover=»180deg» background_color_gradient_direction__hover_enabled=»180deg» background_color_gradient_direction_radial__hover=»center» background_color_gradient_direction_radial__hover_enabled=»center» background_color_gradient_start_position__hover=»0%» background_color_gradient_start_position__hover_enabled=»0%» background_color_gradient_end_position__hover=»100%» background_color_gradient_end_position__hover_enabled=»100%» background_color_gradient_overlays_image__hover=»off» background_color_gradient_overlays_image__hover_enabled=»off» parallax__hover=»off» parallax__hover_enabled=»off» parallax_method__hover=»on» parallax_method__hover_enabled=»on» background_size__hover=»cover» background_size__hover_enabled=»cover» background_position__hover=»center» background_position__hover_enabled=»center» background_repeat__hover=»no-repeat» background_repeat__hover_enabled=»no-repeat» background_blend__hover=»normal» background_blend__hover_enabled=»normal» allow_player_pause__hover=»off» allow_player_pause__hover_enabled=»off» background_video_pause_outside_viewport__hover=»on» background_video_pause_outside_viewport__hover_enabled=»on»][/et_pb_blurb][et_pb_blurb title=»@ET-DC@eyJkeW5hbWljIjp0cnVlLCJjb250ZW50IjoicG9zdF9kYXRlIiwic2V0dGluZ3MiOnsiYmVmb3JlIjoiIiwiYWZ0ZXIiOiIiLCJkYXRlX2Zvcm1hdCI6ImRlZmF1bHQiLCJjdXN0b21fZGF0ZV9mb3JtYXQiOiIifX0=@» use_icon=»on» font_icon=»%%128%%» icon_placement=»left» content_max_width=»1100px» use_icon_font_size=»on» icon_font_size=»16px» _builder_version=»4.0.2″ _dynamic_attributes=»title» header_font=»Work Sans|600|||||||» header_text_align=»left» header_font_size=»14px» text_orientation=»center» custom_margin=»|||» animation=»off» locked=»off» icon_color__hover=»#00ac69″ box_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.3)» box_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.3)» box_shadow_style__hover=»none» box_shadow_style__hover_enabled=»none» use_background_color_gradient__hover=»off» use_background_color_gradient__hover_enabled=»off» background_color_gradient_start__hover=»#2b87da» background_color_gradient_start__hover_enabled=»#2b87da» background_color_gradient_end__hover=»#29c4a9″ background_color_gradient_end__hover_enabled=»#29c4a9″ background_color_gradient_type__hover=»linear» background_color_gradient_type__hover_enabled=»linear» background_color_gradient_direction__hover=»180deg» background_color_gradient_direction__hover_enabled=»180deg» background_color_gradient_direction_radial__hover=»center» background_color_gradient_direction_radial__hover_enabled=»center» background_color_gradient_start_position__hover=»0%» background_color_gradient_start_position__hover_enabled=»0%» background_color_gradient_end_position__hover=»100%» background_color_gradient_end_position__hover_enabled=»100%» background_color_gradient_overlays_image__hover=»off» background_color_gradient_overlays_image__hover_enabled=»off» parallax__hover=»off» parallax__hover_enabled=»off» parallax_method__hover=»on» parallax_method__hover_enabled=»on» background_size__hover=»cover» background_size__hover_enabled=»cover» background_position__hover=»center» background_position__hover_enabled=»center» background_repeat__hover=»no-repeat» background_repeat__hover_enabled=»no-repeat» background_blend__hover=»normal» background_blend__hover_enabled=»normal» allow_player_pause__hover=»off» allow_player_pause__hover_enabled=»off» background_video_pause_outside_viewport__hover=»on» background_video_pause_outside_viewport__hover_enabled=»on» body_letter_spacing__hover=»0px» body_letter_spacing__hover_enabled=»0px» body_text_shadow_style__hover=»none» body_text_shadow_style__hover_enabled=»none» body_text_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.4)» body_text_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.4)»][/et_pb_blurb][et_pb_blurb title=»@ET-DC@eyJkeW5hbWljIjp0cnVlLCJjb250ZW50IjoicG9zdF9jYXRlZ29yaWVzIiwic2V0dGluZ3MiOnsiYmVmb3JlIjoiIiwiYWZ0ZXIiOiIiLCJsaW5rX3RvX3Rlcm1fcGFnZSI6Im9uIiwic2VwYXJhdG9yIjoiIHwgIiwiY2F0ZWdvcnlfdHlwZSI6InBhZ2VfY2F0ZWdvcnkifX0=@» use_icon=»on» font_icon=»%%261%%» icon_placement=»left» content_max_width=»1100px» use_icon_font_size=»on» icon_font_size=»16px» _builder_version=»4.0.2″ _dynamic_attributes=»title» header_font=»Work Sans|600|||||||» header_text_align=»left» header_font_size=»14px» text_orientation=»center» custom_margin=»|||» animation=»off» locked=»off» icon_color__hover=»#00ac69″ box_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.3)» box_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.3)» box_shadow_style__hover=»none» box_shadow_style__hover_enabled=»none» use_background_color_gradient__hover=»off» use_background_color_gradient__hover_enabled=»off» background_color_gradient_start__hover=»#2b87da» background_color_gradient_start__hover_enabled=»#2b87da» background_color_gradient_end__hover=»#29c4a9″ background_color_gradient_end__hover_enabled=»#29c4a9″ background_color_gradient_type__hover=»linear» background_color_gradient_type__hover_enabled=»linear» background_color_gradient_direction__hover=»180deg» background_color_gradient_direction__hover_enabled=»180deg» background_color_gradient_direction_radial__hover=»center» background_color_gradient_direction_radial__hover_enabled=»center» background_color_gradient_start_position__hover=»0%» background_color_gradient_start_position__hover_enabled=»0%» background_color_gradient_end_position__hover=»100%» background_color_gradient_end_position__hover_enabled=»100%» background_color_gradient_overlays_image__hover=»off» background_color_gradient_overlays_image__hover_enabled=»off» parallax__hover=»off» parallax__hover_enabled=»off» parallax_method__hover=»on» parallax_method__hover_enabled=»on» background_size__hover=»cover» background_size__hover_enabled=»cover» background_position__hover=»center» background_position__hover_enabled=»center» background_repeat__hover=»no-repeat» background_repeat__hover_enabled=»no-repeat» background_blend__hover=»normal» background_blend__hover_enabled=»normal» allow_player_pause__hover=»off» allow_player_pause__hover_enabled=»off» background_video_pause_outside_viewport__hover=»on» background_video_pause_outside_viewport__hover_enabled=»on» body_letter_spacing__hover=»0px» body_letter_spacing__hover_enabled=»0px» body_text_shadow_style__hover=»none» body_text_shadow_style__hover_enabled=»none» body_text_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.4)» body_text_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.4)»][/et_pb_blurb][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=»1″ use_custom_gutter=»on» gutter_width=»2″ specialty=»on» padding_1_tablet=»0px||» padding_1_last_edited=»off|desktop» admin_label=»Content» _builder_version=»3.22″ background_size=»contain» background_position=»top_center» inner_max_width=»1280px» custom_padding=»0|0px|4px|0px|false|false» use_custom_width=»on» custom_width_px=»1280px» background_size__hover=»cover» background_size__hover_enabled=»cover» background_position__hover=»center» background_position__hover_enabled=»center» use_background_color_gradient__hover=»off» use_background_color_gradient__hover_enabled=»off» background_color_gradient_start__hover=»#2b87da» background_color_gradient_start__hover_enabled=»#2b87da» background_color_gradient_end__hover=»#29c4a9″ background_color_gradient_end__hover_enabled=»#29c4a9″ background_color_gradient_type__hover=»linear» background_color_gradient_type__hover_enabled=»linear» background_color_gradient_direction__hover=»180deg» background_color_gradient_direction__hover_enabled=»180deg» background_color_gradient_direction_radial__hover=»center» background_color_gradient_direction_radial__hover_enabled=»center» background_color_gradient_start_position__hover=»0%» background_color_gradient_start_position__hover_enabled=»0%» background_color_gradient_end_position__hover=»100%» background_color_gradient_end_position__hover_enabled=»100%» background_color_gradient_overlays_image__hover=»off» background_color_gradient_overlays_image__hover_enabled=»off» parallax__hover=»off» parallax__hover_enabled=»off» parallax_method__hover=»on» parallax_method__hover_enabled=»on» background_repeat__hover=»no-repeat» background_repeat__hover_enabled=»no-repeat» background_blend__hover=»normal» background_blend__hover_enabled=»normal» allow_player_pause__hover=»off» allow_player_pause__hover_enabled=»off» background_video_pause_outside_viewport__hover=»on» background_video_pause_outside_viewport__hover_enabled=»on»][et_pb_column type=»3_4″ specialty_columns=»3″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» padding_tablet__hover=»0px||» padding_last_edited__hover=»off|desktop» parallax__hover=»off» parallax_method__hover=»on» padding_tablet=»0px||» padding_last_edited=»off|desktop» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_row_inner _builder_version=»3.25″ locked=»off» parallax_1__hover=»off» parallax_1__hover_enabled=»off» parallax_2__hover=»off» parallax_2__hover_enabled=»off» parallax_3__hover=»off» parallax_3__hover_enabled=»off» parallax_4__hover=»off» parallax_4__hover_enabled=»off» parallax_method_1__hover=»on» parallax_method_1__hover_enabled=»on» parallax_method_2__hover=»on» parallax_method_2__hover_enabled=»on» parallax_method_3__hover=»on» parallax_method_3__hover_enabled=»on» parallax_method_4__hover=»on» parallax_method_4__hover_enabled=»on» use_background_color_gradient__hover=»off» use_background_color_gradient__hover_enabled=»off» background_color_gradient_start__hover=»#2b87da» background_color_gradient_start__hover_enabled=»#2b87da» background_color_gradient_end__hover=»#29c4a9″ background_color_gradient_end__hover_enabled=»#29c4a9″ background_color_gradient_type__hover=»linear» background_color_gradient_type__hover_enabled=»linear» background_color_gradient_direction__hover=»180deg» background_color_gradient_direction__hover_enabled=»180deg» background_color_gradient_direction_radial__hover=»center» background_color_gradient_direction_radial__hover_enabled=»center» background_color_gradient_start_position__hover=»0%» background_color_gradient_start_position__hover_enabled=»0%» background_color_gradient_end_position__hover=»100%» background_color_gradient_end_position__hover_enabled=»100%» background_color_gradient_overlays_image__hover=»off» background_color_gradient_overlays_image__hover_enabled=»off» parallax__hover=»off» parallax__hover_enabled=»off» parallax_method__hover=»on» parallax_method__hover_enabled=»on» background_size__hover=»cover» background_size__hover_enabled=»cover» background_position__hover=»center» background_position__hover_enabled=»center» background_repeat__hover=»no-repeat» background_repeat__hover_enabled=»no-repeat» background_blend__hover=»normal» background_blend__hover_enabled=»normal» allow_player_pause__hover=»off» allow_player_pause__hover_enabled=»off» background_video_pause_outside_viewport__hover=»on» background_video_pause_outside_viewport__hover_enabled=»on» use_custom_gutter__hover=»off» use_custom_gutter__hover_enabled=»off» gutter_width__hover=»3″ gutter_width__hover_enabled=»3″ make_equal__hover=»off» make_equal__hover_enabled=»off» border_radii__hover=»on||||» border_radii__hover_enabled=»on||||» box_shadow_style__hover=»none» box_shadow_style__hover_enabled=»none» box_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.3)» box_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.3)» max_width__hover=»100%» max_width__hover_enabled=»100%» filter_hue_rotate__hover=»0deg» filter_hue_rotate__hover_enabled=»0deg» filter_saturate__hover=»100%» filter_saturate__hover_enabled=»100%» filter_brightness__hover=»100%» filter_brightness__hover_enabled=»100%» filter_contrast__hover=»100%» filter_contrast__hover_enabled=»100%» filter_invert__hover=»0%» filter_invert__hover_enabled=»0%» filter_sepia__hover=»0%» filter_sepia__hover_enabled=»0%» filter_opacity__hover=»100%» filter_opacity__hover_enabled=»100%» filter_blur__hover=»0px» filter_blur__hover_enabled=»0px» mix_blend_mode__hover=»normal» mix_blend_mode__hover_enabled=»normal» animation_style__hover=»none» animation_style__hover_enabled=»none» animation_repeat__hover=»once» animation_repeat__hover_enabled=»once» animation_direction__hover=»center» animation_direction__hover_enabled=»center» animation_duration__hover=»1000ms» animation_duration__hover_enabled=»1000ms» animation_delay__hover=»0ms» animation_delay__hover_enabled=»0ms» animation_intensity_slide__hover=»50%» animation_intensity_slide__hover_enabled=»50%» animation_intensity_zoom__hover=»50%» animation_intensity_zoom__hover_enabled=»50%» animation_intensity_flip__hover=»50%» animation_intensity_flip__hover_enabled=»50%» animation_intensity_fold__hover=»50%» animation_intensity_fold__hover_enabled=»50%» animation_intensity_roll__hover=»50%» animation_intensity_roll__hover_enabled=»50%» animation_starting_opacity__hover=»0%» animation_starting_opacity__hover_enabled=»0%» animation_speed_curve__hover=»ease-in-out» animation_speed_curve__hover_enabled=»ease-in-out» hover_transition_duration__hover=»300ms» hover_transition_duration__hover_enabled=»300ms» hover_transition_delay__hover=»0ms» hover_transition_delay__hover_enabled=»0ms» hover_transition_speed_curve__hover=»ease» hover_transition_speed_curve__hover_enabled=»ease»][et_pb_column_inner saved_specialty_column_type=»3_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» parallax__hover=»off» parallax__hover_enabled=»off» parallax_method__hover=»on» parallax_method__hover_enabled=»on» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_text _builder_version=»4.0.6″ text_font=»Lato||||||||» text_font_size=»16px» text_line_height=»1.8em» header_font=»||||||||» header_2_font=»Work Sans|700|||||||» header_2_font_size=»25px» header_2_line_height=»1.5em» max_width_tablet=»» max_width_phone=»» max_width_last_edited=»on|tablet» hover_enabled=»0″ header_2_font_size_tablet=»30px» header_2_font_size_phone=»15px» header_2_font_size_last_edited=»on|desktop» locked=»off» header_font_size__hover=»30px» header_font_size__hover_enabled=»30px» header_letter_spacing__hover=»0px» header_letter_spacing__hover_enabled=»0px» header_text_shadow_style__hover=»none» header_text_shadow_style__hover_enabled=»none» header_text_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.4)» header_text_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.4)» header_2_font_size__hover=»26px» header_2_font_size__hover_enabled=»26px» header_2_letter_spacing__hover=»0px» header_2_letter_spacing__hover_enabled=»0px» header_2_line_height__hover=»1em» header_2_line_height__hover_enabled=»1em» header_2_text_shadow_style__hover=»none» header_2_text_shadow_style__hover_enabled=»none» header_2_text_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.4)» header_2_text_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.4)» header_3_font_size__hover=»22px» header_3_font_size__hover_enabled=»22px» header_3_letter_spacing__hover=»0px» header_3_letter_spacing__hover_enabled=»0px» header_3_line_height__hover=»1em» header_3_line_height__hover_enabled=»1em» header_3_text_shadow_style__hover=»none» header_3_text_shadow_style__hover_enabled=»none» header_3_text_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.4)» header_3_text_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.4)» header_4_font_size__hover=»18px» header_4_font_size__hover_enabled=»18px» header_4_letter_spacing__hover=»0px» header_4_letter_spacing__hover_enabled=»0px» header_4_line_height__hover=»1em» header_4_line_height__hover_enabled=»1em» header_4_text_shadow_style__hover=»none» header_4_text_shadow_style__hover_enabled=»none» header_4_text_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.4)» header_4_text_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.4)» header_5_font_size__hover=»16px» header_5_font_size__hover_enabled=»16px» header_5_letter_spacing__hover=»0px» header_5_letter_spacing__hover_enabled=»0px» header_5_line_height__hover=»1em» header_5_line_height__hover_enabled=»1em» header_5_text_shadow_style__hover=»none» header_5_text_shadow_style__hover_enabled=»none» header_5_text_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.4)» header_5_text_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.4)» header_6_font_size__hover=»14px» header_6_font_size__hover_enabled=»14px» header_6_letter_spacing__hover=»0px» header_6_letter_spacing__hover_enabled=»0px» header_6_line_height__hover=»1em» header_6_line_height__hover_enabled=»1em» header_6_text_shadow_style__hover=»none» header_6_text_shadow_style__hover_enabled=»none» header_6_text_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.4)» header_6_text_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.4)» text_letter_spacing__hover=»0px» text_letter_spacing__hover_enabled=»0px» text_text_shadow_style__hover=»none» text_text_shadow_style__hover_enabled=»none» text_text_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.4)» text_text_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.4)»]

Introducción

 En el presente artículo se analiza un tema que forma parte del ámbito de aplicación del régimen disciplinario de los particulares, el que sin duda ha originado todo tipo de comentarios y cuestionamientos a propósito de la reciente reforma al Código Disciplinario Único: es el relacionado con la autoridad competente que debe investigar a los auxiliares de la justicia.

Y es que, durante los últimos años, se han expuesto contradictorias tesis sobre quién es su ente investigador. Para ello es suficiente recordar que en el año 2011 la Ley 1474 señaló en su artículo 41, que además de lo previsto en la Constitución Política, a la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura o de los Consejos Seccionales, correspondía examinar y sancionar las conductas constitutivas de falta de los auxiliares de la justicia.

Se pensó que, con la entrada en vigencia de la citada ley, la discusión sobre la competencia para investigar disciplinariamente a los auxiliares de la justicia quedaría resuelta. Sin embargo, ello no ocurrió y se complejiza en los eventos en que los servidores de entidades y dependencias oficiales, rinden peritajes conforme con el artículo 234 de la Ley 1564 de 2012 y 204 de la Ley 906 de 2004[1].

Como se verá en las siguientes líneas, no hay una respuesta clara, sin que pueda encontrarse en la Ley 1952 de 2019, y menos todavía, luego de que sean creadas las comisiones de disciplina judicial en el país en atención al Acto Legislativo 02 de 2015.

Para ello, se explicará, desde un ámbito estrictamente legal y jurisprudencial, la calidad de particulares que por regla general tienen los auxiliares de la justicia. Asimismo, la problemática que siempre ha existido con relación a la competencia para disciplinarlos y la posible violación del principio constitucional[2] y garantía judicial[3] al non bis in ídem, por ser investigado, juzgado y/o sancionado ante un mismo comportamiento por incumplir su deber funcional y profesional con ocasión del auxilio judicial que desempeñan.

Con el presente estudio se abre el debate, de tal manera que se ponga en evidencia la improvisación con que fue tratada esta temática en la reforma al CDU, contenida en la Ley 1952 de 2019[4].

1. Los auxiliares de la justicia, por regla general, son particulares que ejercen públicas de manera transitoria, y por excepción son servidores públicos

Por esta razón la Ley 1952 de 2019 los incluyó en el régimen de particulares contenido en su Título I, Capítulo I, al indicar que “los auxiliares de la justicia serán disciplinables conforme a ese Código (Ley 1952 de 2019), sin perjuicio del poder correctivo del juez ante cuyo despacho intervengan.”

 Siguiendo la definición consignada en el Código de Procedimiento Civil, la Corte Constitucional en Sentencia C-798 de 2003[5], ya había señalado con relación a su condición de particulares:

 “[d]e una parte, los cargos de auxiliares de la justicia son oficios públicos que deben ser desempeñados por personas idóneas, de conducta intachable, excelente reputación e incuestionable imparcialidad. Además, los auxiliares de la justicia no tienen un vínculo laboral con el Estado sino que son particulares que cumplen transitoriamente funciones públicas, sujetos a un régimen de impedimentos y recusaciones como el señalado en el artículo 22 del Decreto 2265 de 1969 o el artículo 235 del Código de Procedimiento Civil.”

De allí que, conforme con el artículo 47 de la Ley 1564 de 2012 (Código General del Proceso), se disponga también que “los cargos de auxiliares de la justicia son oficios públicos ocasionales que deben ser desempeñados por personas idóneas, imparciales, de conducta intachable y excelente reputación. Para tal fin se requiere idoneidad y experiencia en la respectiva materia y, cuando fuere el caso, garantía de su responsabilidad y cumplimiento. Se exigirá al auxiliar de la justicia tener vigente la licencia, matrícula o tarjeta profesional expedida por el órgano competente que la ley disponga, según la profesión, arte o actividad necesarios en el asunto en que deba actuar, cuando fuere el caso.”

Por lo anterior, no queda duda que aquellas personas que auxilian a la justicia por su idoneidad, experticia y conocimiento en determinada materia, son particulares que al ser escogidos de una lista oficial[6] y al designarse dentro de un proceso para desempeñar ese oficio ante la respectiva autoridad judicial, ejercen transitoriamente funciones públicas, lo cual los convierte en destinatarios del régimen disciplinario previsto en los artículos 69 a 74 de la Ley 1952 de 2019.

Por excepción, los servidores públicos pueden ser auxiliares de la justicia a fin de rendir peritajes oficiales, bajo los supuestos de los artículos 234 del Código General del Proceso[7] y 204 del Código de Procedimiento Penal contenido en la Ley 906 de 2004.

2. Competencia para disciplinar a los auxiliares de la justicia

 Lo expuesto en apartado anterior no resulta tan claro a la hora de determinar quién asume la competencia ante faltas cometidas por los auxiliares de la justicia durante el trámite de un proceso judicial cuando estos poseen la condición de servidores públicos[8], ya que la misma fue atribuida en la Ley 1474 a la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura o de sus Seccionales, pero si es servidor público se activa también la competencia de la Oficina de Control Disciplinario de la entidad a la que pertenece el servidor -sin perjuicio del poder disciplinario preferente de la Personería o Procuraduría General de la Nación-; aunado al hecho que, además de incumplir con su deber funcional, eventualmente podrían infringir su deber profesional, incluso ser objeto del poder correccional por la misma conducta a cargo del juez que conduce el proceso.

2.1. Tesis sobre la competencia para investigar y juzgar a particulares

 El artículo 41 de la Ley 1474 de 2011, establece que además de lo previsto en la Constitución Política, a la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura o de los Consejos Seccionales, corresponde examinar y sancionar las conductas constitutivas de falta de los auxiliares de la justicia, sin distinguir si poseen o no la condición de servidores públicos.

 Esta disposición normativa ha sido recientemente modificada con lo previsto en el artículo 70 de la Ley 1952, la cual entrará a regir el 1º de julio de 2021[9], señalando de forma expresa que los auxiliares de la justicia serán disciplinables conforme con lo previsto en ese código, sin perjuicio del poder correctivo del juez ante cuyo despacho intervengan. Según el segundo inciso del artículo 92 ibidem, será la Procuraduría General de la Nación o la Personería respectiva, quienes asumirán el conocimiento de esas investigaciones.

Lo anterior no parece ofrecer inconveniente alguno. Empero, no puede perderse de vista que, si bien es cierto la regla general es que los auxiliares de la justicia son particulares que ejercen funciones públicas, también lo es que hay una excepción a esa regla y es que algunos actúan como servidores estatales, quedando, de esta manera, expuestos también a una eventual variedad de sanciones, lo cual podría originar violación del non bis in ídem por las razones que se expondrán más adelante.

2.2. Tesis sobre la competencia para investigar y juzgar a servidores públicos

Antes de analizar la competencia para disciplinar las faltas de los auxiliares de la justicia que son servidores públicos, se tiene un asunto por resolver según la novedad que trajo el Código General Disciplinario: ¿era la Procuraduría General de la Nación competente para investigar a todos los auxiliares de la justicia antes de la Ley 1952?

Para responder esta pregunta, se debe analizar necesariamente la doctrina y jurisprudencia existente sobre la materia, con el fin de demostrar que las tesis contradictorias sobre la citada competencia, surgen de las mismas normas que la regulan.

a). ¿Siempre ha sido la Procuraduría General de la Nación competente para investigar a los auxiliares de la justicia?

 Este interrogante ha sido hasta ahora uno de los más difíciles de responder y así quedó atrás evidenciado, comoquiera que si la regla general es que los auxiliares de la justicia son particulares que ejercen funciones públicas transitorias, es porque existe una excepción; es decir, que concurren auxiliares de la justicia que tienen la condición de servidores públicos[10].

Y se afirma que es difícil de responder porque, en estos últimos eventos, siempre se originaban conflictos de competencia entre la Procuraduría y el Consejo Superior de la Judicatura y sus seccionales.

Recuérdese que desde lo previsto en el artículo 75 de la Ley 734 de 2002, la competencia por la calidad de particular recae exclusivamente en la Procuraduría General de la Nación, donde se incluían los auxiliares de la justicia.

¿Pero quién investigaba a los auxiliares de la justicia que tenían la calidad de servidores públicos?

En un caso tramitado por la Procuraduría General de la Nación se presentó una investigación con estas características. Allí se sostuvo que al tomar posesión del cargo para el cual fue nombrada la investigada, jurar cumplir la Constitución, las Leyes de la República y desempeñar los deberes que el cargo le imponía[11], no existía duda que a partir de ese momento se adquirió la condición de servidora pública, de acuerdo con lo dispuesto en el artículo 122 de la Constitución Política.

Por tanto, no existía discusión alguna frente a la competencia que tenía el órgano de control externo o la oficina de control interno para iniciar, tramitar y decidir la actuación disciplinaria, por hechos relacionados con un procedimiento de necropsia realizado a un cadáver por parte de la galena vinculada al Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, más aún cuando la conducta tildada de irregular tuvo lugar en el cumplimiento de sus deberes funcionales y no como auxiliar de la justicia.

Para esa época, el Consejo Superior de la Judicatura sostuvo a través de su Sala Disciplinaria que tendría competencia solo ante este último escenario, de acuerdo con lo consagrado en el artículo 41 de la Ley 1474 de 2011[12] y con lo que había expuesto esa misma Corporación Judicial en un conocido pronunciamiento[13], donde después de analizar abundante normatividad sobre los auxiliares de la justicia, aseguró:

“Ahora bien, en lo referente al defecto orgánico alegado, el cual consiste, como se dijo, en que el funcionario que profirió la providencia impugnada, carece absolutamente de competencia para ello, procede esta Sala Constitucional a analizar el problema jurídico planteado, que no es otro que establecer si los actores, al emitir un dictamen pericial al interior de un proceso penal, como médicos forenses, pueden considerarse Auxiliares de la Justicia, y de esta forma, ser disciplinados por la Jurisdicción Disciplinaria, representada por la Corporación accionada, en virtud de la facultad conferida por la Ley 1474 de 2011.

 […]

 De manera que, en el momento en que los accionantes emitieron el Informe Técnico Legal de Estado de Salud 2011 03011514571 del 12 de agosto de 2011, solicitado por el Juzgado Primero Penal del Circuito Especializado de Medellín y en el cual concluyeron que: “…el manejo médico y quirúrgico integral del señor […], con miras al óptimo manejo de su patología, con el fin de obtener el mejor pronóstico posible, es incompatible con el encarcelamiento”, puede afirmar sin dubitación alguna que auxiliaron a la administración de justicia.

 Ciertamente, este dictamen sirvió de fundamento para que el citado Despacho Judicial, suspendiera la detención preventiva en establecimiento carcelario al señor […], en virtud de lo dispuesto en el art. 362 del C.P.P. y en consecuencia ordenará su permanencia en el lugar de residencia.

Así las cosas, es evidente que dicho Informe técnico legal, se realizó por petición previa elevada por el Juez de conocimiento, quien necesitaba establecer la condición física del procesado, y para ello acudió al Instituto de Medicina Legal, quien designó a los hoy accionantes para que realizaran la valoración correspondiente, y luego de analizar el estado de salud, haciendo uso de sus conocimientos científicos, determinarán si la situación médica del procesado era compatible con la reclusión en establecimiento carcelario o no.

 […]

…considerando que los doctores […], actuaron como auxiliares de la justicia en la medida que su pericia científica sirvió de base probatoria para la decisión de la concesión de sustitución de detención domiciliaria tomada por el Juez Primero Penal del Circuito Especializado de Medellín, considerando que los mismos servidores públicos cuando actúan dentro de un proceso judicial hacen parte del sistema orgánico que integran la administración de justicia y en aras a ello, el legislador quiso que fueran nuevos sujetos disciplinables de la Jurisdicción del Consejo Superior de la Judicatura. (Subraya y resalta el Despacho)

 Considerando que los médicos antes mencionados rindieron dictámenes atinentes a establecer y dar claridad al operador judicial sobre el estado de salud del interno, es decir, en sus calidades de profesionales de la salud, cumplieron con funciones de auxiliares de la justicia, ilustrándolo mediante herramientas legales necesarias para entrar a determinar la procedencia de la medida, es así como los peritos médicos forenses como hombres de ciencia ponen al servicio de la justicia sus conocimientos y procedimientos para aclarar u orientar a los funcionarios encargados de administrar justicia, es decir, se constituyen en coadyuvantes de los funcionarios y de las agencias judiciales, tratándose de una labor trascendental, y por ende como auxiliares de la justicia deben ajustar sus actuaciones a la normatividad legal y en razón a ello sus actuaciones pueden ser objeto de investigación disciplinaria conllevando lo anterior a que con la expedición de la Ley 1474 de 2011, dicha función radique en cabeza del Consejo Superior de la Judicatura. (Subraya y resalta el Despacho)

 Corolario de lo anterior y en virtud de la pretensión expuesta por los actores respecto de la cual presentan una dualidad competencial frente a su comportamiento como servidor público o como auxiliar de la justicia, lo cierto es que en el orden jurídico colombiano la jurisdicción está dada por la Constitución política y la competencia se regula por regla general, a través de la ley, es decir, no le asiste razón al manifestar una incompetencia de la Jurisdicción Disciplinaria por temor a que se desconozcan los mandatos en esa materia dada por la Ley 734 de 2002. (Subraya y resalta el Despacho)

Temor infundado en tanto si bien la competencia o juez natural es un asunto procesal de orden sustantivo no puede desconocerse que la nueva ley que recoge la materia rige en su integridad y vincula a quienes han de aplicarla. Caso concreto, cuando la Ley 1474 de 2011 – Estatuto Anticorrupción- dispuso la nueva competencia para investigar disciplinariamente a los auxiliares de la justicia cuando cumplen ese roll específico, llámense personas naturales, jurídicas o servidores públicos, simplemente quiso decir que ya no es el que lo elige de la lista ni la Oficina de Control Interno de la respectiva entidad pública, quien ostenta dicha facultad o potestad otorgada por el Estado. (Subraya y resalta el Despacho)

Quiere decir entonces que ninguna pugna existe entre las normas del Código Disciplinario Único y el Nuevo Estatuto Anticorrupción al mutar una competencia de estirpe administrativo a otra netamente jurisdiccional, sin dejar de lado, que cuando estos servidores públicos sean sujetos disciplinables en el ejercicio de la función que no sea estrictamente auxiliar de la justicia, como en el caso concreto, es obvia y actual la competencia de los órganos de control interno y excepcionalmente de la Procuraduría General de la Nación, a través del poder preferente.” (Subraya y resalta el Despacho)

Así las cosas, y a raíz de todo este difícil panorama, considerar que era competencia exclusiva de las Salas Disciplinarias de los Consejos Seccionales y Superior de la Judicatura, investigar a los servidores públicos del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses que en ejercicio de su función incumplían el deber funcional, desconocía la razón de ser y existencia de una Oficina de Control Disciplinario al interior de dicha entidad[14], toda vez que, una era la conducta que ejecutaban dichos servidores en el normal y cotidiano cumplimiento de sus funciones y otra como auxiliares de la justicia, donde si bien mantenían la condición de servidores públicos, adquirían un particular tratamiento desde el ámbito disciplinario con relación a la autoridad que los investigaba, según las voces del artículo 41 de la Ley 1474 de 2011.

En el orden que precede, podría inferirse que dichos servidores ostentaban una doble sujeción especial con el Estado, que los convertía en destinatarios del régimen disciplinario cuyo juzgamiento estaba a cargo de dos autoridades distintas: la Procuraduría General de la Nación y/o la Oficina de Control Disciplinario ante al incumplimiento de sus deberes funcionales, y el del Consejo Superior de la Judicatura cuando actuaban como auxiliares de la justicia, pero de ningún modo podían adelantarse simultáneamente dos investigaciones frente al mismo comportamiento.

Ahora bien, por lo menos aquello era claro para definir la competencia para investigar y juzgar a los auxiliares de la justicia que tenían la condición de servidores públicos, no así cuando se trataba de particulares.

Posteriormente, la Procuraduría Auxiliar para Asuntos Disciplinarios[15] conceptuó sobre las diversas competencias que pueden concurrir frente a los auxiliares de la justicia como particulares, dependiendo del tipo de actividad o funciones que desempeñan. Para ello acudió al siguiente cuadro ilustrativo:

 

AUXILIARES DE LA JUSTICIA AUTORIDAD COMPETENTE
EVENTOS PGN C.S. DE LA J.
1.- Cuando la presunta falta disciplinaria es cometida por quien presta sus servicios de apoyo dentro de un proceso judicial por designación de una autoridad jurisdiccional; es decir, cuando actúa dentro de un proceso judicial y es designado por el magistrado sustanciador o por el juez de conocimiento, de conformidad con lo dispuesto en el Código General del Proceso (arts. 47 y ss.) y en el Acuerdo 1518 del 28/08/2002 de la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, que establece el régimen y los honorarios de los auxiliares de la justicia. X
2.- Cuando la presunta falta disciplinaria es cometida por quien es designado como agente especial, contralor, liquidador; v. gr., el que interviene en un proceso de toma de posesión y de liquidación forzosa administrativa adelantado por una superintendencia, en ejercicio de su función de inspección, vigilancia y control, de conformidad con lo previsto en el Estatuto Orgánico del Sistema Financiero (arts. 114 y ss., y 290 y ss.) en concordancia con el Decreto Único 2555/10, por el cual se recogen y reexpiden las normas en materia del sector financiero, asegurador y del mercado de valores y se dictan otras disposiciones, (arts. 9.1.1.1.1. y ss.). X
3.- Cuando la presunta falta disciplinaria es cometida por quien es designado para prestar sus servicios de apoyo dentro de proceso que adelante una autoridad administrativa investida de funciones jurisdiccionales y en cumplimiento de tales funciones; por ejemplo, los promotores y liquidadores designados por el juez del concurso (Superintendencia de Sociedades) dentro de un proceso de insolvencia empresarial previsto en la Ley 1116/2006 o régimen judicial de insolvencia empresarial. X

 

Lo anterior pone en evidencia que no es solamente la Procuraduría General de la Nación, quien en vigencia de las Leyes 734 de 2002 y 1474 de 2011, tiene competencia para investigar y sancionar a los auxiliares de la justicia en su condición de particulares, sino también a cargo del Consejo Superior de la Judicatura, como se observa en los eventos 1 y 3 del cuadro.

La discusión no termina allí. De manera reciente la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura cambió su postura[16], al sostener:

“De acuerdo a lo establecido en el artículo 48 del Código General del Proceso, para que un profesional sea designado como auxiliar de la justicia, debe ser elegido de las listas elaboradas por la Sala Administrativa del Consejo Superior de la Judicatura, lo cual no sucede en el caso de autos…

 La Sala concluye que el requerimiento para iniciar proceso disciplinario contra […] fue la queja en contra de las funcionarias por presuntas faltas cometidas en la práctica de un examen médico legal que solicitó un órgano perteneciente a la Rama Judicial como lo es la Fiscalía General de la Nación, actos que se dieron en cumplimiento de sus funciones como servidoras públicas y NO como auxiliares de la justicia.” (Mayúsculas y negrillas originales)

Con fundamento en la anterior argumentación, la Sala Disciplinaria del Consejo Superior dirimió un conflicto de competencias, remitiendo las diligencias a la Oficina de Control Disciplinario Interno del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, por no considerarse competente aquella del conocimiento del asunto.

b). Con la Ley 1952 de 2019, el órgano competente para disciplinar a los auxiliares de la justicia es la Procuraduría General de la Nación o las Personerías

 Como viene dicho, al parecer lo dispuesto en el artículo 70 de la Ley 1952 no arroja los inconvenientes que se han puesto de presente párrafos atrás, cuando señala de forma expresa que los auxiliares de la justicia serán disciplinables conforme lo previsto en ese código, sin perjuicio del poder correctivo del juez ante cuyo despacho intervenga.

 Su redacción y lectura al parecer ofrecen claridad, toda vez que no se hace distinción respecto del ejercicio de funciones administrativas o jurisdiccionales a cargo del particular; tampoco así lo relacionado cuando el auxiliar de la justicia tiene la condición de servidor público, por obvias razones, teniendo en consideración que, cuando posee tal calidad, no se aplica el régimen de particulares allí previsto.

Esto indica, sin duda alguna, que en todos los casos la Procuraduría General de la Nación o la Personería respectiva, asumirán el conocimiento de estas investigaciones, conforme con lo señalado en el segundo inciso del artículo 92 ibidem y en aquellos eventos donde el auxiliar de la justicia sea un servidor público, en virtud al poder preferente que constitucionalmente les asiste respecto de las Oficinas de Control Disciplinario Interno.

Un aspecto importante a tener en cuenta es que la disposición distingue entre actos disciplinables y actos correctivos, como si estos fueran sancionables de forma concurrente, por provenir la sanción de autoridades diferentes, lo que enseguida deberá analizarse, no sin antes advertir que con la expedición del Acto Legislativo 02 de 2015, al dar origen a la Comisión Nacional de Disciplina Judicial en su artículo 19, se otorga competencia constitucional para ejercer la función jurisdiccional disciplinaria sobre los funcionarios y empleados de la rama judicial, lo que podría entenderse que estos últimos ya no quedarían cobijados por un régimen disciplinario administrativo y por tanto, las decisiones sancionatorias no tendrían un control judicial como sí lo tenían en vigencia de la Ley 734 de 2002, debido al criterio orgánico-formal de la función disciplinaria jurisdiccional[17].

Para el caso de los servidores del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, por ejemplo, esta disposición constitucional tiene mucha incidencia, no solo para quienes actúan como auxiliares de la justicia sino para todos aquellos que incumplan sus cotidianos deberes funcionales, toda vez que, según lo consagrado por el artículo 33 de la Ley 938 de 2004, dicho Instituto pertenece a la rama judicial y se encuentra adscrito a la Fiscalía General de la Nación, cuya misión fundamental es prestar auxilio y soporte científico y técnico a la administración de justicia en todo el territorio nacional, en lo concerniente a medicina legal y las ciencias forenses[18].

c). ¿Existe violación del non bis in idem al imponer sanción disciplinaria y correcional a un auxiliar de la justicia por un mismo hecho?

Fue el mismo Código General Disciplinario contenido en la Ley 1952 el que señaló en su artículo 70, que los auxiliares de la justicia serán disciplinables conforme lo previsto en ese código, sin perjuicio del poder correctivo del juez ante cuyo despacho intervengan. Significa lo anterior, que resulta viable imponer de forma simultánea sanción disciplinaria y correccional contra un auxiliar de la justicia.

Esta idea no ha sido pacífica en nuestro ámbito pese a que entre una y otra potestad sancionadora existen notables diferencias. Una de ellas es que se trata de autoridades disciplinantes que actúan con fundamento en regulaciones distintas, como también la esencia misma de las sanciones que se imponen.

De un lado, el régimen disciplinario contenido en la Ley 1952 y aplicable a los auxiliares de la administración de justicia, tiene origen en aquellos comportamientos constitutivos de falta gravísima consagrados en el artículo 72 ibidem, siendo el competente para sancionarlos, como se dijo, la Procuraduría General de la Nación o las Personerías, en virtud a lo establecido en el segundo inciso del artículo 92.

Del otro, está el juez como director del proceso y como tal debe contar con herramientas legales que le sirvan para su correcto impulso y potestades que garanticen los principios de celeridad y eficiencia, en aras de una pronta y cumplida administración de justicia, pero también tiene la obligación de cumplir determinados preceptos para no desvirtuar su imagen[19].

Desde tiempo atrás, la doctrina[20] ha entendido por potestad disciplinaria la capacidad de exigir obediencia y disciplina en el ejercicio de la función administradora, la que sin duda abarca jerárquica e internamente a los administradores de justicia y externamente a los terceros administrados, además de quienes son colaboradores o auxiliares de la justicia. Asimismo, “la dogmática ha denominado poder correccional a la potestad disciplinaria que se tiene sobre los últimos, para distinguirla así de la potestad disciplinaria propiamente dicha, que queda circunscrita para los primeros”[21].

Tal premisa es la que lleva implícita la complejidad de responder la pregunta de este apartado, porque ante faltas cometidas por auxiliares de la justicia durante el trámite de un proceso judicial, cuando estos poseen la condición de servidor público, siendo además profesional en determinada área o materia, se considera podría violarse el principio de non bis idem.

Y lo anterior tiene sentido, por cuanto aquella persona que tiene la condición de servidor público y profesional (abogado[22], médico[23], sicólogo[24], ingeniero[25], contador[26], etc.), al ser designado por el juez dentro del proceso como auxiliar de la justicia y comete un acto irregular durante la colaboración que presta, puede resultar investigado disciplinariamente por la Oficina de Control Interno de la entidad a la que pertenece, por el órgano encargado de investigar actos inapropiados por su ejercicio profesional, recibir una medida correccional por parte del director del proceso[27], e incluso, ser excluido de la lista de auxiliares de la justicia si dicho comportamiento constituye casual de las previstas en la ley[28].

Por si lo anterior fuera poco, para los abogados también existe esa diversidad de responsabilidades disciplinarias, ya sea en condición de particular o aquellos que ejercen la defensa judicial de entidades públicas en calidad de servidores; esto es, por incumplir su deber profesional y funcional, quienes además quedan cobijados por los poderes del juez previstos en el artículo 14 de la Ley 1285 de 2009:

ARTÍCULO 14. Apruébase como artículo nuevo de la Ley 270 de 1996 el siguiente:

“Artículo 60APoderes del juez. Además de los casos previstos en los artículos anteriores, el Juez podrá sancionar con multa de dos a cinco salarios mínimos mensuales, a las partes del proceso, o a sus representantes o abogados, en los siguientes eventos:

  1. Cuando a sabiendas se aleguen hechos contrarios a la realidad.
  2. Cuando se utilice el proceso, incidente, trámite especial que haya sustituido a este o recurso, para fines claramente ilegales.
  3. Cuando se obstruya, por acción u omisión, la práctica de pruebas o injustificadamente no suministren oportunamente la información o los documentos que estén en su poder y les fueren requeridos en inspección judicial, o mediante oficio.
  4. Cuando injustificadamente no presten debida colaboración en la práctica de las pruebas y diligencias
  5. Cuando adopten una conducta procesal tendiente a dilatar el proceso o por cualquier medio se entorpezca el desarrollo normal del proceso.

PARÁGRAFO. El Juez tendrá poderes procesales para el impulso oficioso de los procesos, cualquiera que sea, y lo adelantará hasta la sentencia si es el caso”.”

Todos estos planteamientos nos llevan a recordar la jurisprudencia del año 1982, porque los hipotéticos eventos aquí mencionados podrían dar lugar a un doble y hasta un triple enjuiciamiento, sin que con ello se pretenda desconocer el contenido de la Sentencia C-899 de 2011, proferida por la Corte Constitucional.

Se dijo sobre el particular en aquel momento:

Los jueces tienen poderes disciplinarios que les otorgan los respectivos códigos procedimentales en orden a dirigir el proceso, a que no se les falte el respeto inherente a su cargo, a evitar perturbaciones que impidan el desarrollo normal del proceso y a la práctica oportuna de las pruebas y de las diligencias pertinentes […]. Igualmente, existe el proceso disciplinario que se adelanta por las faltas disciplinarias previstas en el título VI del decreto 196 de 1971. Ahora bien, no se puede considerar que las facultades disciplinarias conferidas a los jueces quedaron derogadas por el decreto 196 de 1971, por cuanto no hubo derogación expresa, ni tampoco tácita, debido a que no existe incompatibilidad entre los poderes disciplinarios que tiene todo juez, que emanan de su investidura jurisdiccional y que se imponen sin tramitar ningún proceso, y el proceso disciplinario previsto por el decreto 196 de 1971, que determina las faltas y las sanciones en forma taxativa, y la jurisdicción disciplinaria, el procedimiento y los modos de impugnación contra las decisiones proferidas en estos procesos.”[29] (Se destaca)

Y más adelante, agregó:

 “Sin embargo, a pesar de que las sanciones disciplinarias que impone el juez en ejercicio del poder disciplinario que le asigna la ley procesal son diferentes a las sanciones a que se condena a un abogado como consecuencia de un proceso disciplinario, no es posible sancionar a un abogado con el procedimiento previsto en el decreto 196 de 1971 cuando ya fue sancionado por el juez en ejercicio de los poderes disciplinarios que le confiere la ley. Esto porque siendo los hechos idénticos se quebrantaría el principio universal non bis in ídem, especialmente consagrado en el artículo 115 del C. de P.P., y también tácitamente para los procesos disciplinarios en el art. 71 del citado decreto 196. O sea, que sobre los mismos hechos pueden existir dos procesos: uno de índole disciplinaria (sic) y otro de carácter penal, pero no dos sanciones disciplinarias por el mismo hecho, ya que esto puede llevar doble juzgamiento y doble sanción.”[30] (Se destaca)

En la actualidad estas apreciaciones puede que hayan sido abandonadas, pero con la consagración prevista en el artículo 70 de la Ley 1952 de 2019, es probable que nuevamente se abra el debate que aquí se plantea.

Finalizo con otro inconveniente que no fue resuelto ni aclarado por la Ley 1952 de 2019[31], y es que el artículo 19 de la Ley 1563 de 2012[32] dispone: “En los términos de la Ley Estatutaria de la Administración de Justicia, el control disciplinario de […] los auxiliares de los tribunales arbitrales, se regirá por las normas disciplinarias de los servidores judiciales y auxiliares de la justicia.”

Lo anterior da cuenta que, conforme con la Ley 1952, los auxiliares de los tribunales arbitrales son arropados por el control disciplinario de la Procuraduría General de la Nación y de las Personerías, contrariándose lo dispuesto por la citada Ley 1563, cuando esta última es especial.

[1] “ARTÍCULO 204. ÓRGANO TÉCNICO-CIENTÍFICO. El Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, de conformidad con la ley y lo establecido en el estatuto orgánico de la Fiscalía General de la Nación, prestará auxilio y apoyo técnico-científico en las investigaciones desarrolladas por la Fiscalía General de la Nación y los organismos con funciones de policía judicial. Igualmente lo hará con el imputado o su defensor cuando estos lo soliciten.

La Fiscalía General de la Nación, el imputado o su defensor se apoyarán, cuando fuere necesario, en laboratorios privados nacionales o extranjeros o en los de universidades públicas o privadas, nacionales o extranjeras.”

[2] Artículo 29 de la Constitución Política.

[3] Numeral 4º, artículo 8º de la Convención Americana de Derechos Humanos.

[4] De acuerdo con lo señalado en el artículo 140 de la Ley 1955 de 2019, entrará a regir el 1º de Julio de 2021.

[5] M.P. Jaime Córdoba Triviño.

[6] Artículo 48 de la Ley 1564 de 2012.

[7] ARTÍCULO 234. PERITACIONES DE ENTIDADES Y DEPENDENCIAS OFICIALES. Los jueces podrán solicitar, de oficio o a petición de parte los servicios de entidades y dependencias oficiales para peritaciones que versen sobre materias propias de la actividad de aquellas. Con tal fin las decretará y ordenará librar el oficio respectivo para que el director de las mismas designe el funcionario o los funcionarios que deben rendir el dictamen.

La contradicción de tales dictámenes se someterá a las reglas establecidas en este capítulo.

El dinero para transporte, viáticos u otros gastos necesarios para la práctica de la prueba deberá ser suministrado a la entidad dentro de los cinco (5) días siguientes a la fecha en que el respectivo director o el juez haya señalado el monto. Cuando el director informe al juez que no fue aportada la suma señalada, se prescindirá de la prueba.

[…].”

[8] Teniendo en cuenta lo señalado en el numeral 2º, artículo 48 de la Ley 1564 de 2012: 2. Para la designación de los peritos, las partes y el juez acudirán a instituciones especializadas, públicas o privadas, o a profesionales de reconocida trayectoria e idoneidad. El director o representante legal de la respectiva institución designará la persona o personas que deben rendir el dictamen, quien, en caso de ser citado, deberá acudir a la audiencia.”

[9] De conformidad con lo previsto en el artículo 140 de la Ley 1955 de 2019, recientemente demandado ante la Corte Constitucional por posible violación al principio de unidad de materia.

[10] Para mayor ilustración resulta conveniente citar lo señalado por la Corte Constitucional en Sentencia C-798 de 2003, al resolver un planteamiento de inconstitucionalidad sobre aquellos auxiliares de la justicia que siendo servidores públicos, habían sido sancionados con destitución e inhabilitados para ejercer funciones públicas: “Así entonces, al disponer la norma acusada que deberán ser excluidos de la lista de auxiliares de la justicia quienes siendo servidores públicos hubieren sido destituidos por sanciones disciplinarias, no permite entender que simultáneamente la persona actúa en calidad de servidor público y de auxiliar de la justicia ni que le imponga una sanción adicional como auxiliar de la justicia. Lo que ordena el precepto es que se dé cumplimiento a la inhabilidad que acompañe la sanción de destitución impuesta por haber cometido faltas gravísimas dolosas o realizadas con culpa gravísima. En otras palabras, la disposición cuestionada se limita a exigir el cumplimiento de la inhabilidad para desempeñar funciones públicas, como las que cumplen los auxiliares de la justicia, pero ello no significa, como lo entiende el actor, que se admita la imposición de otra sanción por una falta ya sancionada.”

[11] Al respecto ver la certificación de funciones expedida por el Coordinador (e) del Grupo de Registro y Control de la Oficina de Personal del Instituto Nacional de Medicina Legal y Ciencias Forenses, y el Manual de Funciones y Competencias Laborales, visible en los folios 192-196 y de 200-204, del expediente.

[12]Artículo 41. Funciones disciplinarias de la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura. Además de lo previsto en la Constitución Política la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura o de los Consejos Seccionales según el caso, examinará la conducta y sancionará las faltas de los auxiliares de la Justicia.” Aquí cabe precisar que la Procuraduría Auxiliar para Asuntos Disciplinarios, contraria a la posición que se adopta en esta oportunidad, en Concepto C-007 de 2013, reiterado en el C-047 de ese mismo año y en el C-037 de 2014, concluyó: Por esta razón, se concluye que si bien la norma de la Ley 1474 de 2011 sitúa la competencia para investigar disciplinariamente a los auxiliares de la justicia en cabeza del Consejo Seccional de la Judicatura, esta se refiere única y exclusivamente a aquellos que son nombrados por los funcionarios judiciales.”

[13] Consejo Superior de la Judicatura, Sala Jurisdiccional Disciplinaria, Sala Dual No. 4, fallo del 05 de octubre de 2011, radicado No. 110010102000201102442 00, M.P. María Mercedes López Mora.

[14] Artículo 37, numeral 2.4, Ley 938 de 2004 y Acuerdo No. 04 del 28 de octubre de 2011, Artículo 1, numeral 2.4.

[15] Cfr. Concepto No. 097 de 2018. Reiterado en el C-131 de 2018. P.P. Juan Fernando Gómez Gutiérrez

[16] Auto del 30 de abril de 2019, radicación No. 110010102000201802042 00 (16070-36), M.P. Julia Emma Garzón de Gómez. Antes de esta decisión, con Ponencia de la misma Magistrada, la Sala Jurisdiccional Disciplinaria había dirimido en sentido contrario un conflicto de competencia similar, en el cual decidió remitir el proceso al Consejo Seccional de la Judicatura del Valle del Cauca: auto del 18 de agosto de 2017, radicación No. 110010102000201701145 00 (14273-32).

[17] GÓMEZ PAVAJEAU, Carlos Arturo. Elementos y propuestas para el control contencioso administrativo de la actividad disciplinaria, Colección Derecho Disciplinario, Volumen 3, Instituto Colombiano de Derecho Disciplinario, Ediciones Nueva Jurídica, Bogotá, 2009. P 74

[18] Artículo 35, Ley 938 de 2004.

[19] Cfr. ESCOBAR LÓPEZ, Edgar. Los poderes disciplinarios del juez, Temis, Bogotá, 1985, p. 9. Sobre la responsabilidad del juez en la dirección del proceso, valga traer a colación lo dicho por la Corte Constitucional en Sentencia T-856 de 2002: “El deber de dirigir el proceso judicial es una responsabilidad propia de todo Juez, la cual lo vincula no sólo con las partes y los intervinientes, sino también con la sociedad, pues ésta, de manera directa o indirecta, resultará afectada con las decisiones proferidas por el órgano judicial. En este orden de ideas, el funcionario encargado de orientar y llevar a término un proceso, será socialmente censurado y disciplinariamente sancionado, cuando desatienda los deberes de dirección o incumpla las normas que establecen trámites judiciales y términos para adelantarlos.”

[20] Cfr. Ibid.

[21] Ibid.

[22] Ley 1123 de 2007, por la cual se establece el Código Disciplinario del Abogado. Resulta oportuno advertir que el artículo 226 del Código General del Proceso, señala que no serán admisibles los dictámenes periciales que versen sobre puntos de derecho, sin perjuicio de lo dispuesto en los artículos 177 y 179 para la prueba de la ley y de la costumbre extranjera.

[23] Ley 23 de 1981, por la cual se dictan normas en materia de ética médica.

[24] Ley 1090 de 2006, por la cual se reglamenta el ejercicio de la profesión de Psicología, se dicta el Código Deontológico y Bioético y otras disposiciones.

[25] Ley 842 de 2003, por la cual se modifica la reglamentación del ejercicio de la ingeniería, de sus profesiones afines y de sus profesiones auxiliares, se adopta el Código de Ética Profesional y se dictan otras disposiciones

[26] Leyes 145 de 1960 y 43 de 1990.

[27] Consultar los artículos 58 a 60A de la Ley 270 de 1996; 143 de la Ley 906 de 2004 y 44 de la Ley 1564 de 2012.

[28] LEY 1564 de 2012, ARTÍCULO 50. EXCLUSIÓN DE LA LISTA. El Consejo Superior de la Judicatura excluirá de las listas de auxiliares de la justicia:

  1. A quienes por sentencia ejecutoriada hayan sido condenados por la comisión de delitos contra la administración de justicia o la Administración Pública o sancionados por la Sala Jurisdiccional Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura o sus Seccionales.
  2. A quienes se les haya suspendido o cancelado la matrícula o licencia.
  3. A quienes hayan entrado a ejercer un cargo oficial.
  4. A quienes hayan fallecido o se incapaciten física o mentalmente.
  1. A quienes se ausenten definitivamente del respectivo distrito judicial.
  2. A las personas jurídicas que se disuelvan.
  3. A quienes como secuestres, liquidadores o administradores de bienes, no hayan rendido oportunamente cuenta de su gestión, o depositado los dineros habidos a órdenes del despacho judicial, o cubierto el saldo a su cargo, o reintegrado los bienes que se le confiaron, o los hayan utilizado en provecho propio o de terceros, o se les halle responsables de administración negligente.
  4. A quienes no hayan realizado a cabalidad la actividad encomendada o no hayan cumplido con el encargo en el término otorgado.
  5. A quienes sin causa justificada rehusaren la aceptación del cargo o no asistieren a la diligencia para la que fueron designados.
  6. A quienes hayan convenido, solicitado o recibido indebidamente retribución de alguna de las partes.
  7. A los secuestres cuya garantía de cumplimiento hubiere vencido y no la hubieren renovado oportunamente.

En los casos previstos en los numerales 7 y 10, una vez establecido el hecho determinante de la exclusión, el juez de conocimiento lo comunicará al Consejo Superior de la Judicatura, que podrá imponer sanciones de hasta veinte (20) salarios mínimos legales mensuales vigentes (smlmv). Lo mismo deberá hacer en los casos de los numerales 8 y 9, si dentro de los cinco (5) días siguientes al vencimiento del término o a la fecha de la diligencia el auxiliar no demuestra fuerza mayor o caso fortuito que le haya impedido el cumplimiento de su deber. Esta regla se aplicará a las personas jurídicas cuyos administradores o delegados incurran en las causales de los numerales 7, 8, 9 y 10.

PARÁGRAFO 1o. Las personas jurídicas no podrán actuar como auxiliares de la justicia por conducto de personas que hayan incurrido en las causales de exclusión previstas en este artículo.

PARÁGRAFO 2o. Siempre que un secuestre sea excluido de la lista se entenderá relevado del cargo en todos los procesos en que haya sido designado y deberá proceder inmediatamente a hacer entrega de los bienes que se le hayan confiado. El incumplimiento de este deber se sancionará con multa de cinco (5) salarios mínimos legales mensuales vigentes (smlmv) en cada proceso. Esta regla también se aplicará cuando habiendo terminado las funciones del secuestre, este se abstenga de entregar los bienes que se le hubieren confiado.

En los eventos previstos en este parágrafo el juez procederá, a solicitud de interesado, a realizar la entrega de bienes a quien corresponda.

PARÁGRAFO 3o. No podrá ser designada como perito la persona que haya incurrido en alguna de las causales de exclusión previstas en este artículo.

[29] Revista del Tribunal Disciplinario, año 1, vol. I, mayo a diciembre de 1982, págs. 47 y ss. Citada por ESCOBAR LÓPEZ, Edgar. Op. Cit.

[30] Ibidem. págs. 81 y ss.

[31] Artículo 265.

[32] Poe medio de la cual se expide el Estatuto de arbitraje Nacional e Internacional y se dictan otras disposiciones

 

[/et_pb_text][/et_pb_column_inner][/et_pb_row_inner][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» parallax__hover=»off» parallax_method__hover=»on» custom_padding__hover=»|||»][/et_pb_column][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=»1″ admin_label=»Related Posts» _builder_version=»3.22″ custom_padding=»2px|||||» custom_width_px__hover=»1080px» custom_width_px__hover_enabled=»1080px» custom_width_percent__hover=»80%» custom_width_percent__hover_enabled=»80%» locked=»off» gutter_width__hover=»3″ gutter_width__hover_enabled=»3″ parallax_1__hover=»off» parallax_1__hover_enabled=»off» parallax_2__hover=»off» parallax_2__hover_enabled=»off» parallax_3__hover=»off» parallax_3__hover_enabled=»off» parallax_method_1__hover=»on» parallax_method_1__hover_enabled=»on» parallax_method_2__hover=»on» parallax_method_2__hover_enabled=»on» parallax_method_3__hover=»on» parallax_method_3__hover_enabled=»on» use_background_color_gradient__hover=»off» use_background_color_gradient__hover_enabled=»off» background_color_gradient_start__hover=»#2b87da» background_color_gradient_start__hover_enabled=»#2b87da» background_color_gradient_end__hover=»#29c4a9″ background_color_gradient_end__hover_enabled=»#29c4a9″ background_color_gradient_type__hover=»linear» background_color_gradient_type__hover_enabled=»linear» background_color_gradient_direction__hover=»180deg» background_color_gradient_direction__hover_enabled=»180deg» background_color_gradient_direction_radial__hover=»center» background_color_gradient_direction_radial__hover_enabled=»center» background_color_gradient_start_position__hover=»0%» background_color_gradient_start_position__hover_enabled=»0%» background_color_gradient_end_position__hover=»100%» background_color_gradient_end_position__hover_enabled=»100%» background_color_gradient_overlays_image__hover=»off» background_color_gradient_overlays_image__hover_enabled=»off» parallax__hover=»off» parallax__hover_enabled=»off» parallax_method__hover=»on» parallax_method__hover_enabled=»on» background_size__hover=»cover» background_size__hover_enabled=»cover» background_position__hover=»center» background_position__hover_enabled=»center» background_repeat__hover=»no-repeat» background_repeat__hover_enabled=»no-repeat» background_blend__hover=»normal» background_blend__hover_enabled=»normal» allow_player_pause__hover=»off» allow_player_pause__hover_enabled=»off» background_video_pause_outside_viewport__hover=»on» background_video_pause_outside_viewport__hover_enabled=»on» inner_shadow__hover=»off» inner_shadow__hover_enabled=»off» make_fullwidth__hover=»off» make_fullwidth__hover_enabled=»off» use_custom_width__hover=»off» use_custom_width__hover_enabled=»off» width_unit__hover=»on» width_unit__hover_enabled=»on» make_equal__hover=»off» make_equal__hover_enabled=»off» use_custom_gutter__hover=»off» use_custom_gutter__hover_enabled=»off» border_radii__hover=»on||||» border_radii__hover_enabled=»on||||» box_shadow_style__hover=»none» box_shadow_style__hover_enabled=»none» box_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.3)» box_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.3)» max_width__hover=»100%» max_width__hover_enabled=»100%» filter_hue_rotate__hover=»0deg» filter_hue_rotate__hover_enabled=»0deg» filter_saturate__hover=»100%» filter_saturate__hover_enabled=»100%» filter_brightness__hover=»100%» filter_brightness__hover_enabled=»100%» filter_contrast__hover=»100%» filter_contrast__hover_enabled=»100%» filter_invert__hover=»0%» filter_invert__hover_enabled=»0%» filter_sepia__hover=»0%» filter_sepia__hover_enabled=»0%» filter_opacity__hover=»100%» filter_opacity__hover_enabled=»100%» filter_blur__hover=»0px» filter_blur__hover_enabled=»0px» mix_blend_mode__hover=»normal» mix_blend_mode__hover_enabled=»normal» animation_style__hover=»none» animation_style__hover_enabled=»none» animation_repeat__hover=»once» animation_repeat__hover_enabled=»once» animation_direction__hover=»center» animation_direction__hover_enabled=»center» animation_duration__hover=»1000ms» animation_duration__hover_enabled=»1000ms» animation_delay__hover=»0ms» animation_delay__hover_enabled=»0ms» animation_intensity_slide__hover=»50%» animation_intensity_slide__hover_enabled=»50%» animation_intensity_zoom__hover=»50%» animation_intensity_zoom__hover_enabled=»50%» animation_intensity_flip__hover=»50%» animation_intensity_flip__hover_enabled=»50%» animation_intensity_fold__hover=»50%» animation_intensity_fold__hover_enabled=»50%» animation_intensity_roll__hover=»50%» animation_intensity_roll__hover_enabled=»50%» animation_starting_opacity__hover=»0%» animation_starting_opacity__hover_enabled=»0%» animation_speed_curve__hover=»ease-in-out» animation_speed_curve__hover_enabled=»ease-in-out» hover_transition_duration__hover=»300ms» hover_transition_duration__hover_enabled=»300ms» hover_transition_delay__hover=»0ms» hover_transition_delay__hover_enabled=»0ms» hover_transition_speed_curve__hover=»ease» hover_transition_speed_curve__hover_enabled=»ease»][et_pb_row column_structure=»1_2,1_2″ use_custom_gutter=»on» gutter_width=»2″ make_equal=»on» _builder_version=»3.25″ max_width=»1280px» custom_padding=»4px|||||» use_custom_width=»on» custom_width_px=»1280px» locked=»off»][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_text _builder_version=»3.27.4″ text_font=»||||||||» text_line_height=»1.8em» header_font=»||||||||» header_2_font=»Work Sans|700|||||||» header_2_font_size=»35px» header_2_line_height=»1.5em» header_2_font_size_tablet=»30px» header_2_font_size_phone=»20px» header_2_font_size_last_edited=»on|phone» border_color_all=»#1a0a38″ border_width_bottom=»4px»]

Articulos relacionados

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»20px|||» custom_padding_tablet=»0px||» custom_padding_phone=»» custom_padding_last_edited=»on|tablet» padding_tablet=»0px||» padding_last_edited=»on|tablet» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_button button_text=»Todas las categorías» button_alignment=»left» _builder_version=»4.0.2″ custom_button=»on» button_text_size=»16px» button_text_color=»#ffffff» button_bg_color=»#1a0a38″ button_border_width=»5px» button_border_color=»rgba(0,0,0,0)» button_border_radius=»5px» button_font=»Work Sans||||||||» button_use_icon=»off» locked=»off» button_bg_color__hover=»#00ac69″ button_bg_color__hover_enabled=»on»][/et_pb_button][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row use_custom_gutter=»on» gutter_width=»2″ make_equal=»on» _builder_version=»3.25″ max_width=»1280px» use_custom_width=»on» custom_width_px=»1280px»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_blog fullwidth=»off» posts_number=»3″ include_categories=»65″ show_more=»on» show_categories=»off» show_pagination=»off» offset_number=»1″ _builder_version=»4.0.2″ header_font=»Work Sans|700|||||||» header_font_size=»18px» header_line_height=»1.4em» body_font=»||||||||» body_text_align=»left» body_line_height=»1.8em» meta_font=»Lato|600|||||||» meta_text_color=»#848484″ meta_line_height=»1.4em» read_more_font=»Lato|700|||||||» read_more_text_color=»#0c0c0c» pagination_font=»||||||||» pagination_font_size=»0px» pagination_line_height=»0em» border_radii=»on|5px|5px|5px|5px» border_width_all=»2px» border_color_all=»rgba(0,0,0,0.1)» border_width_all_fullwidth=»1px» locked=»off» body_letter_spacing__hover=»0px» body_letter_spacing__hover_enabled=»0px» body_text_shadow_style__hover=»none» body_text_shadow_style__hover_enabled=»none» body_text_shadow_color__hover=»rgba(0,0,0,0.4)» body_text_shadow_color__hover_enabled=»rgba(0,0,0,0.4)» border_radii__hover=»on||||» border_radii__hover_enabled=»on||||» border_radii_fullwidth__hover=»on||||» border_radii_fullwidth__hover_enabled=»on||||»][/et_pb_blog][/et_pb_column][/et_pb_row][et_pb_row _builder_version=»4.0.2″][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»4.0.2″][et_pb_comments _builder_version=»4.0.2″][/et_pb_comments][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=»1″ specialty=»on» padding_2_tablet=»60px|50px|60px|50px|true|true» admin_label=»Footer» _builder_version=»4.0.2″ use_background_color_gradient=»on» background_color_gradient_start=»#ffffff» background_color_gradient_end=»rgba(240,242,246,0.5)» background_color_gradient_direction=»90deg» background_color_gradient_start_position=»70%» background_color_gradient_end_position=»30%» background_image=»http://davidroasalguero.com/wp-content/uploads/2019/10/tech-09-1.png»][et_pb_column type=»1_2″ specialty_columns=»2″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_row_inner _builder_version=»3.25″][et_pb_column_inner saved_specialty_column_type=»1_2″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_signup mailchimp_list=»SlavaET|42d4a98af1″ layout=»top_bottom» first_name_field=»off» last_name_field=»off» title=»Únete a nuestro newsletter» description=»

Suscríbase para recibir noticias y recursos acerca de nuestros servicios.

» _builder_version=»4.0.2″ form_field_background_color=»#f0f2f6″ header_level=»h4″ header_font=»Lato|700|||||||» header_font_size=»24px» header_line_height=»1.5em» body_font=»Lato||||||||» body_font_size=»18px» body_line_height=»1.9em» form_field_font=»|700|||||||» form_field_line_height=»1.5em» use_background_color=»off» custom_button=»on» button_text_size=»16px» button_text_color=»#ffffff» button_bg_color=»#000000″ button_border_width=»10px» button_border_color=»rgba(210,159,104,0)» button_border_radius=»100px» button_font=»Lato|900|||||||» button_use_icon=»off» background_layout=»light» header_font_size_tablet=»» header_font_size_phone=»20px» header_font_size_last_edited=»on|phone» border_radii_fields=»on|36px|36px|36px|36px» button_bg_color_hover=»#4159a0″ button_text_size__hover_enabled=»off» button_one_text_size__hover_enabled=»off» button_two_text_size__hover_enabled=»off» button_text_color__hover_enabled=»off» button_one_text_color__hover_enabled=»off» button_two_text_color__hover_enabled=»off» button_border_width__hover_enabled=»off» button_one_border_width__hover_enabled=»off» button_two_border_width__hover_enabled=»off» button_border_color__hover_enabled=»off» button_one_border_color__hover_enabled=»off» button_two_border_color__hover_enabled=»off» button_border_radius__hover_enabled=»off» button_one_border_radius__hover_enabled=»off» button_two_border_radius__hover_enabled=»off» button_letter_spacing__hover_enabled=»off» button_one_letter_spacing__hover_enabled=»off» button_two_letter_spacing__hover_enabled=»off» button_bg_color__hover_enabled=»on» button_bg_color__hover=»#4159a0″ button_one_bg_color__hover_enabled=»off» button_two_bg_color__hover_enabled=»off»][/et_pb_signup][et_pb_social_media_follow _builder_version=»4.0.2″ border_radii=»on|100px|100px|100px|100px»][et_pb_social_media_follow_network social_network=»facebook» _builder_version=»3.10.2″ background_color=»rgba(0,0,0,0.8)» custom_margin=»|||» custom_padding=»10px|10px|10px|10px|true|true» follow_button=»off» url_new_window=»on»]facebook[/et_pb_social_media_follow_network][et_pb_social_media_follow_network social_network=»twitter» _builder_version=»3.10.2″ background_color=»rgba(0,0,0,0.8)» custom_margin=»|||» custom_padding=»10px|10px|10px|10px|true|true» follow_button=»off» url_new_window=»on»]twitter[/et_pb_social_media_follow_network][et_pb_social_media_follow_network social_network=»linkedin» _builder_version=»3.10.2″ background_color=»rgba(0,0,0,0.8)» custom_margin=»|||» custom_padding=»10px|10px|10px|10px|true|true» follow_button=»off» url_new_window=»on»]linkedin[/et_pb_social_media_follow_network][et_pb_social_media_follow_network social_network=»instagram» _builder_version=»3.10.2″ background_color=»rgba(0,0,0,0.8)» custom_margin=»|||» custom_padding=»10px|10px|10px|10px|true|true» follow_button=»off» url_new_window=»on»]instagram[/et_pb_social_media_follow_network][/et_pb_social_media_follow][/et_pb_column_inner][/et_pb_row_inner][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_2″ _builder_version=»3.25″ custom_padding=»|||» padding_tablet=»60px|50px|60px|50px|true|true» custom_padding__hover=»|||»][et_pb_text _builder_version=»4.0.2″ text_font=»Lato||||||||» text_font_size=»16px» text_line_height=»1.4em» link_font=»||||||||» link_text_color=»#ffffff» ul_font=»||||||||» ol_font=»||||||||» quote_font=»||||||||» header_font=»||||||||» header_font_size=»40px» header_2_font=»Lato|700|||||||» header_2_font_size=»40px» header_2_line_height=»1.5em» header_3_font=»||||||||» header_4_font=»Lato|700|||||||» header_4_text_color=»rgba(255,255,255,0.4)» header_4_font_size=»16px» header_4_line_height=»1.5em» background_color=»#000000″ background_layout=»dark» custom_margin=»|||» custom_padding=»60px|40px|60px|40px|true|true» header_font_size_tablet=»30px» header_font_size_phone=»24px» header_font_size_last_edited=»on|phone» header_2_font_size_tablet=»30px» header_2_font_size_phone=»» header_2_font_size_last_edited=»on|tablet» box_shadow_style=»preset3″ box_shadow_vertical=»100px» box_shadow_blur=»100px» box_shadow_spread=»-60px»]

Contacto

Teléfono

+57 (1) 249 90 23

Email

mail@davidroasalguero.com

Dirección

Carrera 13 # 75-20 Oficina 307 – Bogotá D.C.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_section]

Etiquetas:

Sin comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.